Conceptos de fotografía,  Configuración de la cámara

¿Qué es el ISO? ¿Cómo afecta en mis fotografías?

Uno de los principales conceptos de la fotografía es el ISO. Gracias a él podemos obtener más iluminación en nuestras fotografías aunque haya poca luz en nuestro entorno. En este post platicaremos sobre ¿Qué es el ISO y cómo afecta en mis fotografías?

¿Qué es el ISO?

El ISO es parte importante de una fotografía, porque es uno de los elementos que nos ayuda a controlar la iluminación de nuestra fotografía. En la actualidad se refiere a qué tan sensible es el sensor de la cámara hacia la luz.

Originalmente, cuando se hablaba de ISO se referían a la sensibilidad de la película que se utilizaba para tomar la fotografía, es decir el rollo fotográfico. Era la cantidad de grano que tenía la película, entre más grande el número de iso, el rollo tenía la capacidad de capturar más luz. Por el contrario, entre más chico el iso, capturaba menos luz.

¿Qué es el ISO? ¿Cómo afecta en mis fotografías?

Esto te permitía saber qué tipo de rollo necesitabas para la situación en la que ibas a fotografiar. Por ejemplo, cuando el lugar iba a ser oscuro o en interiores, era mejor conseguir una película con asa o iso 400. De esta manera el grano que tenía la película estaría más separado y daba la oportunidad de obtener más luz.

La desventaja de esto, es que al tener el grano muy separado, provocaba que la imagen saliera con muchos puntitos como si fuera arena, a esto se le puede llamar ruido. Como es un resultado que no es tan agradable, entonces entre menor número de ISO era mejor.

En cambio, si la fotografía iba a ser en exteriores, como hay bastante iluminación, se podía conseguir un rollo con asa 100. De esta manera se obtenía menos luz, el grano sería más compacto y la imagen saldría más definida.

Llegó a existir un rollo con asa 25, lo cual permitía obtener una fotografía muy definida. Pero para poder obtener la imagen se necesitaba una buena fuente de luz, entonces sólo servía para fotografías en exteriores.

Comercialmente hablando, los rollos se podían conseguir con ISO de 100, 200 o 400 y las marcas que manejaban buenos rollos eran Kodak y FUJI.

Hoy en día, el ISO se refiere a la sensibilidad del sensor de la cámara para poder capturar la luz. Pero el concepto funciona igual. Entre menor número de ISO menor luz es capturada y la imagen sale más definida. Por otro lado, entre más grande sea el ISO, mayor cantidad de luz captura, pero se alcanza a ver el ruido digital.

Como las cámara digitales tienen mayor capacidad, las cantidades de ISO pueden llegar hasta 102,400 en cámaras profesionales y incluso hay celulares con hasta 25,000 de ISO.

Estos números de ISO son bastante grandes, te permitirán obtener mayor luz, pero se podrá detectar bastante ruido digital. Por lo que se recomienda siempre mantenerlo a un ISO de 100, lo más que se pueda. Es preferible modificar los valores de la velocidad del obturador y la apertura del diafragma antes de mover el ISO.

¿Cómo afecta en mis fotografías?

Hemos mencionado que grandes cantidades de ISO harán que tus fotografías tengan puntitos como arena en toda la imagen. Pero, ¿cómo afecta esto en mis fotografías?

Uno de los efectos más notorios es que la imagen pierde calidad. Al tener muchos puntos hace que las líneas de los contornos pierdan la definición. Otro efecto es que si es mucho el ruido digital, hará que llame más la atención los puntitos que el contenido de la fotografía en sí.

Y uno de los efectos que más podrían ser dolorosos para un fotógrafo es no poder ampliar la fotografía. Cuando el ruido digital es muy alto en una imagen hace que sean muy notorios los puntitos al momento de ampliar la foto o incluso que los mismos puntitos sean más grandes.

Es como si la fotografía estuviera invadida por puntos en vez de los detalles y se perdiera toda la definición de lo que podría ser una gran fotografía.

¿Cómo evitar estos efectos?

Para poder evitar los efectos negativos que pudiera tener el ISO en una fotografía hay que mantenerlo en 100 lo más que se pueda y modificar los valores de la apertura del diafragma y de la velocidad del obturador antes de modificar el ISO.

También es recomendable conocer los límites de tu cámara para soportar el ISO. Hay cámaras que aguantan hasta un ISO de 800 antes de que se empiecen a notar el ruido, habrá algunas que aguanten un poco más.

Para conocer el límite haz prácticas donde tomes fotografías en distintas situaciones de luz y diferentes números de ISO para logres identificar la capacidad de tu cámara.

De esta forma, cuando te vuelvas a encontrar en una situación similar, sabrás hasta qué número es el límite de tu cámara y podrás continuar tomando fotografías sintiéndote tranquila de que tendrás imágenes nítidas, bien expuestas y sin ruido digital.

Conclusión

El ISO es un concepto que se ha utilizado durante mucho tiempo en la fotografía y es uno de los principales elementos que afectan la exposición de la misma.

Tiene efectos positivos como la obtención de luz aunque haya muy poca alrededor.

Pero también tiene efectos negativos como la generación de ruido en la imagen.

Para evitar los efectos negativos es necesario conocer los límites de la cámara, puedes realizar ejercicios donde tomes fotografías en distintas situaciones de luz y con diferente número de ISO para saber hasta dónde puede llegar la cámara sin que los puntos o ruido digital sean notorios.

¡Espero te haya gustado este post!


Categorías

En este post platicamos sobre ¿Qué es el ISO y cómo afecta en mis fotografías?. Si quieres leer más posts como este, no te pierdas los blogs de la categoría «Conceptos de fotografía».


Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *