La importancia del contraste en fotografía
Conceptos de fotografía,  Tips de fotógrafo

La importancia del contraste en fotografía

El contraste en las fotografías es un elemento que ayuda a aportar nitidez a la imagen y a resaltar los objetos importantes de la composición. Pero es mucho más que eso. En este post conoceremos más sobre la importancia del contraste en fotografía.

¿Qué es el contraste?

El contraste se define como la diferencia entre el tono más claro y el más oscuro; entre luz y sombra; entre un color y su complementario.

El contraste se puede obtener desde el momento en que realizamos la fotografía o en la post producción. Para esto es importante conocer los diferentes tipos de contraste:

Contraste tonal

El contraste tonal es el contraste a partir de la luminosidad creada por las luces y sombras. Puedes obtener un mayor contraste tonal cuando la luz está proyectando de manera directa. Por ejemplo:

En este ejemplo, podemos ver muy marcadas las sombras creadas por la manera en que el sol está iluminando el edificio.

Si llegara a ser un día nublado, este contraste se difuminará, porque las nubes estarán tapando la luz del sol. En otras palabras, estarán funcionando como un difusor de luz.

Contraste de color

El contaste de color es la diferencia entre los colores complementarios. Para crear esto ten en cuenta el circulo cromático:

Los colores complementarios se encuentran frente a frente. Por ejemplo, el verde con el rojo, el amarillo con el violeta, naranja con el azul, etc.

¿Por qué es importante?

Nitidez con contraste tonal

Lo importante de utilizar contraste en nuestras fotos es que da nitidez a la fotografía. Un ejemplo sería cuando editamos las fotos, si disminuimos la cantidad de contraste tonal se empieza a ver plana o sin profundidad. Al aumentarla resalta la profundidad e incluso el contorno de los objetos.

Atracción del ojo con contraste de color

La idea del contraste de color es resaltar nuestro sujeto jugando con los colores complementarios. Con esto lograremos el efecto que atraerá nuestra vista hacia el nuestro motivo principal. Por ejemplo:

En esta foto vemos como la naranja resalta de todo lo azul por ser el color complementario a este. En este caso la idea fue llenar todo el marco de un color y el sujeto resaltarlo con el complementario.

Sin embargo, hay muchas maneras de jugar con el contraste de color. Un ejemplo es el siguiente:

En esta foto vemos el contraste entre el morado y el amarillo, y el verde con el rosado.

Producción y post-producción

Como mencioné, lograr el contraste puede ser en la producción o en la post producción.

Producción

Contraste tonal

Para lograr tener contraste tonal en la producción será por medio de las luces y sombras que tengamos en nuestro escenario a la hora de fotografiar.

Si la tomarás con luz natural, deberás tomar en cuenta la posición del sol y cómo está generando las sombras.

En caso de tomar las fotos con luz artificial tendrás la oportunidad de mover las luces o el flash para generar esas sombras buscadas.

Contraste de color

Para el contraste de color en la producción será necesario planearlo con anticipación para saber qué colores se estarán utilizando y, si es necesario, conseguir las prendas del color, la pintura, planear dónde será la sesión fotográfica, etc.

Otra opción, aunque puede ser más complicada, es encontrar en el momento lo que se adecue a lo que tenemos. Por ejemplo, si la modelo está vestida de morado, puedes buscar un sitio que tenga pared amarilla que la haga resaltar.

Post producción

Contraste tonal

En la post producción puedes conseguir un contraste tonal con la herramienta de contraste.

Puedes aumentar o disminuirla la barra y en automático estará moviendo los niveles de sombras y luces en la imagen.

Contraste de color

Para lograr un contraste de color en la post producción puedes resaltar los colores mediante la saturación de los mismos.

Esto implicaría aumentar la saturación de los colores que nos gustaría que llamen la atención. Por ejemplo:

En esta foto podemos ver que hay verde y rojo, los cuales son colores complementarios. En este caso se podría disminuir la saturación del cielo y aumentar los verdes y rojos para resaltar esa diferencia de todo lo demás.

Conclusión

El contraste es la diferencia entre luz y sombras, colores y sus color complementarios, blanco y negro. Es importante tomarlo en cuenta para usarlo a nuestro favor y resaltar nuestro sujeto principal para llevar la atención hacia él.

¡Espero te haya gustado este post!


Categorías

En este post vimos la importancia del contraste en fotografía. Si quieres conocer más tips como este, no te pierdas los blogs de la categoría «Tips de fotógrafo».


Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *